¡Bienvenida sea la venta!

En los 15 años de vida de nuestra agencia nos hemos enfrentado al desarrollo de multitud de proyectos. Y si nos ceñimos a un ámbito puramente empresarial, dejando a un lado los proyectos solidarios, educativos o deportivos, podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que el único objetivo permanente de una empresa que está por encima de cualquier consideración es, sin lugar a duda, conseguir vender cada vez más y mejor a través de los canales promocionales establecidos.

Canales promocionales: la publicidad offline y online se complementan

Partiendo de esta premisa, también podemos afirmar que a toda empresa le da exactamente igual que las ventas sean físicas, telefónicas, por la web, por redes sociales o por paloma mensajera. Mientras la venta se formalice finalmente con una transacción económica, los canales promocionales serán una mera herramienta para conseguir el objetivo.

Cierto es que habrá canales más rentables que otros, pero ninguna empresa cerrará la puerta a la posibilidad de poder vender más.

La importancia de interrelacionar los principales canales de promoción

Ya hemos dicho anteriormente que los canales promocionales son una simple herramienta que nos permite obtener nuestro objetivo: la venta. Por lo tanto, saber sacar partido a estas herramientas es fundamental para tener más oportunidades de venta.

Actualmente, diferenciamos dos tipos de canales: online y offline (aunque posteriormente podremos subdividir cada canal principal en varios subcanales).

El error de base en el que muchas compañías caen cuando tratan de abordar proyectos online y offine es el de entender cada uno de estos canales por separado como si de dos mundos inconexos se tratara. En muchos de los casos con la típica excusa de que “yo de eso no entiendo

Pero cada vez más, sobre todo en un escenario comercial post-pandemia, se han de entender estos canales como el conjunto de un todo. Un grupo de caminos que se interrelacionan, se retroalimentan entre ellos y permiten, finalmente, aprovechar la enorme potencia conjunta.

En definitiva, nos debemos poner la pilas y abordar nuestros proyectos de forma transversal. Para conseguir que nuestras acciones online generen una venta en el comercio y las acciones offiline terminen generando una posibilidad de venta en nuestra página web. Solamente debemos conseguir conjugar estos elementos sin que nuestro presupuesto se vea afectado.

Por tanto… ¡adáptate! be water my friend! y consigue obtener una visión global de tu plan. Hay que entender que los medios offline podrán generar tráfico digital y que los medios online permitirán asegurar tráfico físico.

El objetivo final

En la era del consumidor total en la que nos encontramos inmersos, teniendo en cuenta la innumerable oferta comercial que este consumidor dispone al alcance de su mano, el objetivo final para conseguir las ansiadas ventas es convertir tu proyecto, a través del mix de canales, en una verdadera marca “top of mind. O dicho de otro modo, estar en el reducido grupo de elegidas marcas en las que un consumidor piensa, de forma espontánea, a la hora de querer cubrir una necesidad de compra.

Parece fácil, ¿verdad?… bueno, tiene su trabajillo pero nadie ha dicho que jugar en la Champion League fácil.

Te damos una pequeña premisa inicial desde donde partir. Centra todos tus esfuerzos en 3 pilares fundamentales: mensaje, notoriedad y diferenciación.

Más info

Puedes completar esta información en un análisis detallado que Google hace al respecto.

¿Deseas que hablemos más en detalle sobre esto? Escríbenos y nos cuentas