Análisis web: el gran olvidado

El desarrollo de un proyecto web, ya sea una página corporativa, una tienda online o simplemente una landing page, debería abordarse cronológicamente en base a 7 pasos clave:

  1. Definir el concepto y los objetivos
  2. Realizar un estudio de parámetros clave de posicionamiento y resultado
  3. Crear el aspecto y diseño
  4. Instalación y setup técnico
  5. Maquetación
  6. Pruebas de testeo y corrección para, posteriormente, realizar la publicación
  7. Análisis web y tareas correctivas
Analítica web

Estos pasos, que a priori pueden resultar muy lógicos, a veces no se llevan a cabo correctamente o simplemente no se acometen. Aquí es donde radica muchos de los problemas de base de proyectos que luego, una vez publicada la web, se ven obligados a dar pasos hacia atrás para intentar solucionarlo con la consiguiente pérdida de tiempo y eficacia.

En esta nueva entrada de nuestro blog de marketing online vamos a hablar sobre la última fase de “Análisis web” que normalmente se pasa por alto, cometiendo un error de base si queremos que nuestro proyecto digital obtenga el buen resultado que esperamos. Esta fase, en muchos casos se obvia por desconocimiento, y en otros, simplemente por dejadez. Aunque de bien ser, y a pesar de ser la última fase cronológicamente hablando, debería estar presente en nuestras cabezas desde el principio de creación del proyecto.

Otro aspecto fundamental que nos debería dar una idea de la importancia de hacer un análisis periódico de nuestro proyecto web es, sin duda, que se trata de valores medibles, tangibles y comparables. Características estas que son esenciales que sirven para plasmar datos en informes e históricos donde se apoyarán posible toma de decisiones ejecutivas: incremento o disminución de presupuestos, cambio de contenidos web, modificaciones técnicas, posicionamiento de nichos, etc.

Preguntas que el análisis web puede responderte

Antes de iniciar una auditoría web, evidentemente, hay que saber qué nos gustaría conocer. O dicho de otra forma, deberíamos formular aquellas preguntas que nos gustaría que pudieran ser contestadas:

  • ¿Por qué no recibo suficientes visitas en mi web? ¿por qué están bajando?
  • ¿Por qué vendo solamente algunos productos de mi tienda online cuando tengo decenas?
  • ¿Cumple mi web con la legislación vigente?
  • ¿Qué páginas se ven en mi web?
  • ¿Cuánto tiempo pasan en mi web mis usuarios?
  • ¿Debería poner en la web una nueva gama de productos?
  • ¿Por qué va tan lenta mi web?
  • ¿Mi web se ve bien en todos los móviles?
  • ¿Por qué no me llegan las solicitudes de información del formulario de la web?
  • ¿Debería abrir perfil de mi marca en Instagram?
  • ¿Sirve para algo estar en Google Map?
  • ¿Dónde tengo que invertir en publicidad para que me sea rentable y qué voy a conseguir?

Campos clave a analizar

Evidentemente cada proyecto es un mundo debido a las diferentes particularidades que le hacen único, por eso las preguntas que te hemos listado en el punto anterior son sólo algunos ejemplos.

Seguro que en tu caso podrás realizar una lista inicial con aquello que te interesa conocer.

Lo que sí podemos hacer es presentarte una guía de los puntos básicos a analizar que nosotros siempre tenemos en cuenta a la hora de realizar una auditoría web para cualquier tipo de cliente. Estos puntos responden a ciertas preguntas pero ni están todas los que son ni son todas los que están en función de con qué tipo de cliente estemos trabajando.

Punto de partida

Lo primero de todo es conocer el punto de partida desde dónde debemos avanzar en nuestro análisis. Es decir, conocer la situación desde donde partimos.

  • Seguramente tendrás algunos datos básicos que tienes controlados y, aunque sean escasos, siempre nos pueden dar una pista del camino que tenemos que seguir
  • Uno de los primeros pasos para conseguir ver en qué punto de partida nos encontramos es muy fácil de aplicar y nos da la primera impresión cuantitativa y cualitativa: Pon en el buscador de Google el nombre de tu negocio y revisa lo que sale (cantidad de resultados, tipo de primeros resultados, si sale referencia de Google map, etc.)
  • Igualmente habrás recibido opiniones de clientes, amigos y proveedores que, aunque subjetivas y no cuantificables, podrían ser valiosas a la hora de hacerte una idea de por donde falla tu web: si hay errores de acceso, si va lenta, si no la ven correctamente en diferentes pantallas, etc
  • También tendrás información procedente de tu proveedor de alojamiento web que te dará unas pinceladas sobre consumos, tipo de servidor, etc. En este sentido y para más información, puedes acceder a tu panel de control del hosting. A veces te puede sorprender la cantidad de pistas que nos puede dar

Revisión técnica

En este apartado trataremos de descubrir los principales aspectos técnicos que pueden afectar, por su mal funcionamiento, al rendimiento de la web. Entre otros datos, revisaremos:

  • Estructura de carpetas del servidor (y su validez)
  • Tamaño y composición de la base de datos
  • Composición y validez de ficheros técnicos como robots.txt, htaccess o sitemap.xml
  • Presencia y validez del certificado SSL / HTTP
  • Correcta presencia de página 404

Adecuación legal

Tan importante es que nuestra web funcione técnicamente bien como que esté correctamente adecuada a los requerimientos legales que todas las webs residentes en la unión europea deben cumplir. En algunos casos, debido a carencias legislativas, nos podemos ver afectados por algún tipo de sanción administrativa ya bien sea emitida por un estamento local como un ayuntamiento, como un estamento regional incluso nacional.

En la mayoría de los casos, las adecuaciones legales de nuestra web no suelen ser costosas aunque pueden variar según el tipo de sitio web: web corporativa, tienda online, web en varios idiomas, etc.

Por lo general, es importante tener validados estos puntos:

  • Aviso legal
  • Política de privacidad
  • Aviso sobre cookies y política aplicada. Incluyendo posibilidad de que el cliente pueda administrarlas según sus preferencias
  • Ubicación de datos sensibles
  • Formularios legales y de desistimiento
  • Registro de datos, disclaimer sobre política de protección de datos

SEO

El SEO, abreviatura inglesa del término “search engine optimization” (optimización para motores de búsqueda) es básicamente el uso de técnicas mixtas que permiten mejorar el posicionamiento de nuestra web dentro del buscador de Google.

Dentro del SEO hay básicamente dos ramas principales:

  • SEO onpage: las mejoras que puedes hacer dentro de tu web para optimizar su posición
  • SEO offpage: las técnicas y acciones que puedes abordar digitalmente desde fuera de tu web para que redunden directamente en flujo de tráfico hacia tu web

Este campo es tan amplio que merece que le dediquemos un capítulo aparte a continuación.

Análisis detallado SEO

Análisis de SEO onpage

El apartado de SEO onpage engloba todos aquellos aspectos de nuestra propia web que pueden afectar, según su correcto funcionamiento o no, al posicionamiento que podemos lograr en el buscador de Google.

El SEO onpage es en sí todo una materia de estudio y especialización. Aunque bien es cierto que tener correctamente aplicado el ABC de este tipo de SEO es algo fundamental para empezar a aspirar a conseguir buenas posiciones en la primera página de los resultados de búsqueda de Google. Para ello deberemos revisar los principales aspectos y sacar los primeros datos estadísticos que deberíamos revisar periódicamente (recuerda que la competencia también trabaja en el mismo camino y seguramente luchará por los mismos resultados).

Trata de revisar en detalle aspectos como:

  • Correcta inserción del código Google Analytics (y si se registran datos)
  • Correcta inserción del código Google Search Console (y si está bien configurado)
  • Estructura y publicación del fichero site map
  • Número de visitas web y su procedencia
  • Listado de páginas visitadas
  • Palabras posicionadas o lo que es lo mismo términos por los que tu público te encuentra en el buscador de Google
  • Tu valoración de authority score
  • Tu valoración de quality score
  • Salud interna de la web donde podrás revisar aspectos como posibles problemas con ficheros javascript, carga de ficheros de estilos (CSS), cantidad de texto por página, errores ortográficos, contenido duplicado, etc.
  • Posibles errores de imágenes y enlaces rotos
  • Correcta aplicación de etiquetas fundamentales para posicionamiento como H1, H2, H3, alt, title, anchor link, lang, etc.
  • Revisión del uso de marcos incrustados (es mejor evitarlos)
  • Calidad de las versión móvil de tu web y aspecto que presenta: recuerda que Google lleva ya tiempo valorando las web en base a esta versión. Es decir, no es tan importante que tu web se vea bien en una pantalla de ordenador como que lo haga en una pantalla móvil
  • Porcentaje de rebote. Es decir, porcentaje de usuarios que entran en tu web y se van de ella sin hacer absolutamente ninguna acción. Esto indica que el porcentaje de rebote es crucial para saber si a tus usuarios les interesan los contenidos de tu web o por el contrario prefieren buscar por otro sitio. Apúntate una referencia: si tu porcentaje de rebote está por encima del 50%, debes empezar a preocuparte
  • Velocidad de carga de la web
  • Funnel o embudo de conversión (tanto para tiendas online como para otro tipo de objetivos como “formularios completados”). Esto te mostrará un dato resultante de dividir el total de tus visitas entre el total de objetivos conseguidos
  • Datos básicos de SEO local. Es decir, cantidad de visitas procedentes de tu ubicación en Google map, calificación procedente de la puntuación por reseñas de usuarios, datos de tu ficha de negocio, etc

Análisis de SEO offpage

El SEO offpage es la segunda gran división en la que organizamos el capítulo SEO. En este apartado, trataremos de analizar y optimizar todas aquellas acciones que llevamos a cabo para conseguir visitas extras a nuestra web fuera de lo que el buscador de Google nos puede traer.

Por ello, revisa aspecto como:

  • Listado de los enlaces externos a mi página y calidad de los mismos
  • Tráfico desde redes sociales
  • Tráfico procedente de plataformas como Youtube
  • Acuerdos con portales de noticias de prensa, blogs especializados, influencers, etc.
  • SERPs de búsqueda. Este concepto se encuentra a caballo entre el SEO onpage y el SEO offpage. Los SERPs son los fragmentos de título + descripción + enlace que Google devuelve ante la búsqueda de un usuario. Podrás comprobar que estos fragmentos pueden ser optimizados en muchos aspectos para poder mejorar la respuesta de los usuarios. Revísalos todos y mira cómo mejorarlos

Conclusiones y medidas correctivas propuestas

Una vez realizada la primera revisión completa, ya tendrás una foto bastante aproximada de tu estado. Podrás sacar las primeras conclusiones y, si bien es verdad que habrá problemas a resolver a largo plazo, habrá otras correcciones que serán fáciles y rápidas de solucionar. Aquí empieza tu primer paso en la mejora y optimización de tu web.

Creación de un cuadro de mandos ejecutivo

Cuando tenga extraído todos los datos “medibles y cuantificables” de tu web podrás construir un pequeño cuadro de mandos.

Un cuadro de mandos no es sino un informe ejecutivo que muestra los principales índices de referencia y un histórico de los mismos. Hay aplicaciones que te generan ya este tipo de información aunque puedes empezar con un sencillo cuadro de excel como este que te mostramos y luego ir ampliándolo según te especialices.

Seguimiento Análisis Web

Qué herramientas te pueden ayudar para realizar un análisis web

Hay muchas herramientas que te pueden ayudar, algunas gratuitas y otras de pago. Las más comunes para realizar un seguimiento de tu analítica web pueden ser:

¿Puedo analizar la web de mi competencia?

Esta pregunta nos la han formulado todos nuestros clientes interesados en realizar una optimización de su página web. La respuesta es sencilla pero con matices: Si, puedes analizar y realizar un seguimiento de las páginas web de tu competencia. Pero como decimos, maticemos la respuesta.

Evidentemente no puedes saber datos exactos de ventas o facturación y tampoco puedes conocer los datos numéricos precisos de volumen de visitas. Lo que sí puedes conocer con exactitud son las referencias en las que se mueve nuestra competencia. En concreto puedes conocer:

  • Comparativa competitiva respecto a tu propia web
  • Volumen de visitas respecto a las de tu web
  • Tamaño y posicionamiento en el mercado
  • Palabras claves por las que está mejor posicionado
  • Porcentaje relativo de visitas web respecto a una escala de 0 a 100.
  • Si mantiene campañas de publicidad abiertas y donde
  • La calidad de la web (tiempo de carga, si está optimizada para SEO, tecnología de construcción, etc.)

Un capítulo aparte merece las tiendas online, donde existen formas de controlar aspectos competitivos fundamentales como:

  • Conocer el catálogo completo de los productos que aloja la tienda de tu competencia
  • Realizar una monitorización a tiempo real de los precios, sus posibles cambios u ofertas puntuales, etc. De esta forma podrías incluso reaccionar rápidamente corrigiendo el precio de tu producto ante un puntual descuento relámpago de la competencia
  • Áreas geográficas de venta destacadas

Resumiendo sobre análisis web

En esta entrada de blog hemos intentado arañar un poco la superficie de este vasto y profundo campo que es la analítica web. Aunque bien es cierto que es todo un mundo, con esta pequeña guía al menos podrás tener controlados los principales parámetros de tu web que consideras esenciales.

Por último, no nos cansaremos de hacer hincapié en la importancia del análisis continuo aplicado a cualquier proyecto online, al menos para aquellos que queremos que la parte digital de nuestro negocio nos funcione. Si no analizamos no conoceremos qué tal nos va.

Además, como no es una situación inamovible sino que puede llegar a fluctuar mucho incluso por días, debemos tomar esta tarea como una rutina continua. Seguro que si actúas ahora, dentro de un año podrás echar la vista atrás y ver muy a la distancia aquellos primeros números rojos que analizaste en tu web.