¿Hace tiempo que tienes tu web publicada? En esta entrada de nuestro blog de marketing digital, nos gustaría dejarte algunos tips rápidos para que con pequeños detalles, el aspecto de tu web quede rápidamente renovado

Detalles que a lo mejor nos has caído pero que pertenecen al ABC de las tareas a realizar en el diseño web. Detalles que con el tiempo has pasado por alto o, simplemente, has echado en el olvido

Por nuestra experiencia, sabemos que algunas de las tareas requieren más dedicación que que otras, por lo que las hemos ordenado, listándolas de la más sencilla a la más entretenida

10 tips de diseño web

¡Vamos allá!

  1. Revisa los iconos de redes sociales que tiene la parte superior y/o inferior de tu web: Si aún no dispones de ellos, dedícale un rato a ordenarlos y/o incluirlos. Puede que los hubieras puesto cuando construiste la web y ahora requieren una pequeña revisión. Hay páginas web de empresas verdaderamente importantes que aún hoy siguen mostrando el icono de Google Plus
  2. Revisa que los datos de contacto de tu web estén actualizados. Realiza una prueba de envío de formulario para comprobar que todo sigue funcionando correctamente (los formularios llegan, no va a la carpeta de spam, no reciben “basura” a través del formulario, etc.)
    Revisa con detalle las condiciones legales de tu política de privacidad: Puede que con el tiempo requieren una actualización (cambio de domicilio, correo, forma de contacto, etc.)
  3. Actualiza los enlaces internos de tu web: Puede que con el tiempo, haya enlaces internos (formato texto) entre tus páginas o entradas de blog que ya no existan o hayan cambiado debido a diferentes motivos (página borradas, cambio de nombre, etc.) Hay diferentes herramientas web gratuitas y muy útiles que te harán una pequeña auditoría al momento: semrush, Broken link check, CheckBot, LinkChecker, etc. Con el informe resultante podrás modificar todos aquellos pequeños errores que a Google tanto le disgustan
  4. Haz una pequeña revisión de aquella información sensible que te puede llevar a un compromiso serio con los usuarios: precios, productos, descripciones, medidas, etc.
  5. Haz un lectura rápida de las secciones más importantes de tu web. Seguramente habrá textos que ya no reflejen exactamente lo que en un principio intentaban decir. La revisión gramatical es un ejercicio muy sano para que Google identifique en tu web frescura semántica
  6. Revisa las imágenes de tu web y cambia aquellas que puedan dar sensación de antiguas, pasadas de moda o descatalogadas. De vez en cuando es bueno actualizar las imágenes usadas ya que refrescan la web y dan mejor sensación. No olvides ponerles nombres descriptivos, títulos y etiquetas contextuales
  7. ¿Hace cuanto tiempo no realizas una salva de tus contenidos web?. Hay varios métodos para hacerlas, consulta los que están a tu disposición pero si no lo ves muy claro, no dudes en dedicarle un rato a hacer una salva manual (guárdala a buen recaudo añadiendo una fecha identificativa)
  8. Haz una revisión trimestral del gestor de contenidos (normalmente wordpress). Puede que tanto el propio gestor, como el tema utilizado en la construcción de la web así como los plugins instalados hayan quedado anticuados y esto provoque conflictos, errores, malfuncionamientos o incluso vulnerabilidades de seguridad
  9. Revisa que tu web se vea correctamente en los todos los dispositivos móviles o al menos en los más usados. La tecnología avanza muy rápido y aparecerán nuevos dispositivos móviles que se irán incorporando a la lista de “pantallas responsive”